Sólo por hoy, ¿necesariamente democracia?


Si la democracia fuese exclusivamente un conjunto de normas y procedimientos, carente de toda sustancia y, como sostiene Lefort, una estructura donde el poder se fragmenta y se vuelve un lugar vacío, estaríamos entonces hablando de la apoteósis del racionalismo, un racionalismo hobbesiano que soslaya la capacidad de entendimiento y asume las peores intenciones por parte del prójimo.

Cayendo en lugar común, como dijo Churchill: “La democracia es la peor forma de gobierno, con excepción de todas las demás”. Esta máxima siempre me ha parecido churrigeresca y desafiantemente acertada, lo que me preocupa es que se vuelva un dogma que no entienda la posibilidad de discutir fuera del marco de reglas impuestas por el fin de la historia de Fukuyama. Que demerite y se transofrme en un entendimiento de la democracia como la única forma de gobierno, y el análisis crítico se centre en cuestiones coyunturales y/o conformativas.

Postdata: Les recomiendo de sobremanera el libro de Carlos Pereyra “Sobre la democracia”, una compilación de textos producto de la nítida mente de este autonombrado marxista elegante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: