Bajo reserva


NO es aburrimiento, para aburrise son necesarias muchas condiciones que no están satisfechas. No es indiferencia, la indiferencia simplemente expresa un no es. No es desencanto, el desencanto tiene esta aura mágica que se mantiene en todo el cíclo del péndulo. No es tristeza… bueno tal vez un poco pero para eso sería necesario no estar enojado. Peor sería confundir ambos sentimientos ya que conllevan a acciones y decisiones completamente distintas, por lo menos en principio. No es ingenuidad, que es simplemente la ausencia de una balanza. No es frustración, aunque de entrada se proyecte. La frustración podría ser un buen acercamiento. Es la sensación de querer y no poder. De querer lograr y encontrar barreras tan altas o asperas que por más que se intente dar la vuelta, cavar o volar, hieren la piel y obligan a regresar a un punto tan similar al primero que es innecesario encontrar las diferencias. El cansancio se asoma buscando que se le tome en cuenta, cansancio físico, cansancio emocional, cansancio literario. Ermüdung des Romans

El caudal es uno y muchos. Y todos apuntan al mismo lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: