Querida J: Espero te encuentres muy bien, ahora no escribiré en tono melancólico o grisáceo. Te platico que las cosas están muy bien, los días transcurren con súbitos y sequitos, con sorpresas y arrebatos.Las mañanas se han vuelto mis favoritas, ahora no escucho ni la música del despertador ¿te acuerdas cuanto añoraba que despertáramos con tu canción? Me despierto antes y procuro rasúrame sin cortarme. Prendo la luz únicamente para simular el sol, aunque este llegue tarde o temprano. Me embarco sin pretensiones por la mañana y pretendo cuando arribo al trabajo, pretendo mantener el ánimo y contener la euforia. Dejar pasar y tomar cuando es debido. Cuando vi tus ojos en esa foto me inventé una historia, en esta tú estabas felizmente casada, con dos chavitos y un hombre que comparte tus principios. Yo estaba lejos, del otro lado de la bahía, y me entusiasmaba saber que estabas bien. Me acercaba justo hasta el punto donde el reflejo del sol te impedía verme, y ahí tomaba una foto. Esa foto donde tus ojos reflejaban el mar, el cielo y el infinito. Esa foto que me liberaba de sombras y entregaba una llave de salida, una llave hacía la posibilidad de crear nuevas historias, aunque siguieras en ellas.
Cuidate,
M

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: