Engrosando la estadística, o no lo quiero mezclar con el summary que viene en un par de horas.


Me tocó.

El jueves por la noche fui víctima de un secuestro exprés. Es una experiencia nueva. Es dolorosa pero más que eso, es complicada.

Este tipo de situaciones ponen al descubierto la necesidad del contrato social, donde el individuo pueda transitar libremente y disponer de los bienes por su trabajo adquiridos.

No voy a hacer una reflexión de tipo social, pero si me voy a aventar unos bullets:

– Con ciertas dotes poéticas nos bajaron del taxi junto a la agencia del ministerio público.

– Este es como lo platican, nadie te ayuda ni aunque llegues con sangre en la cara.

– Los asaltantes fingen un poco de consciencia al dejarte con dinero suficiente, por si quieres agarrar un taxi de sitio, te dicen.

– Los hospitales públicos están rebasados, por lo menos los que conocí, pero el problema es la ventanilla, detrás de estas personas, anquilosadas en sus asientos, hay personal capacitado y dispuesto a brindar la mejor atención que les es posible.

– Uno de los camilleros hablaba en francés por gusto y traía en la mano The Black Tulip de Dumas.

– El papa de mi amiga es sensacional -a sus ochentaitantos años-, y a palabra expresa no cree en el chocolate blanco.

– Conocí la fábrica de Laposse, sí, esos dulces ricos que encuentras en el frasco fractal cristálico de la abuelita.

– Me duele la espalda de la tensión y traigo una oreja como Mickey Mouse. Esto nos permite generar un hipotético escenario de Marcelo orejón. Se ve chistoso.

– Mis compañeros del trabajo son empáticos y comprensivos. Una compañera que apenas conozco por nombre me regaló una bolsa de dulces. Esto aligeró como en 25% la tensión y tristeza.

– La vida sigue, es un regalo, y por más que resulte cómodo solicitar compasión, lástima y uno mismo ahogarse en su mala suerte para que lo apapachen, hay que salir adelante, sonreír, abrazar, disfrutar, amar al otro.

Bueno, hay más pero tengo que sacar los últimos pendientes de este año en la oficina, espero por la noche poder escribir un post expreso al cierre de año. En un afán de progreso deseo que sea mejor y lo disfruten más que los escritos en los últimos tres.

Y en el mientras. Hoy, 31 de diciembre de 2009, es un gran día. Saludos.

Anuncios

5 pensamientos en “Engrosando la estadística, o no lo quiero mezclar con el summary que viene en un par de horas.

  1. Erandi, Humberto y Jesúes, este no es el espacio por donde me gustaría agradecer pero lo aprovecho en el mientras que pueda verlos y darles un abrazo de año nuevo.

    Gracias amigos, y como me dijo alguien por tuiter una vez, keep on dancing. Aquí seguimos dando guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: