Ally McBeal


Hay dos opciones por las cuales conocerían el programa referido en el título de la presente:

1) Tienen un par de años más que el de la voz.

2) Su madre lo veía y era el único programa no sujeto a discusión en su hogar.

Bueno, si no caen dentro de estas categorías les platico que uno de los sellos del programa era que exageraban gráficamente los sentimientos de la protagonista. Entre estos literalmente se veía un pie entrar a su boca cuando se daba cuenta que había metido la pata.

Asi me pasa luego, ahora más que antes. Pero la razón principal es que su servidor ya andaba pregonando las nuevas chambas sin firmar contrato, y al parecer estas se han ido para atrás. Todavía esta una opción con la chica que ser(í)a mi jefa, así que estamos a la expectativa. La verdad es que me gustaría give it a try, nomás que me den chance ‘eda.

Por lo anterior resulta pertinente acudir a la sabiduría popular con el refrán que versa:

Te quedaste como el perro de las dos tortas.

Pero bueno, como dice el libro de Jodorowsky: go with the flow. I used to be good at that. (Por lo menos ahora prometo incrementar la calidad de los posts, pa’ que se animen a comentar más seguido)

Anuncios

Un pensamiento en “Ally McBeal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: