Un post desmadrugado.


Últimamente me ha dado por tratar de recordar todos aquellos temas que en su momento considero serían de interés para el bló.

Esta memoria por su parte es traicionera, y muchas eran verdades evidentes. O falsedades evidentes.

En breve, en días pasados he tenido experiencias distintas que circulan por medio de un mínimo común denominador: los taxistas.

Se les encuentra en variados empaques, carcachas, del año, piratas, sin placas, sin ganas de guardar silencio. Al tiempo que te subes empiezan con un tema que les es propio, ya sea futbol, política -como aquel que pensaba que la culpa de todo la tenía Calderón, o el otro que necesariamente lo imputaba a Ebrard-. ¡Ah! Y se me estaba pasando aquel que desde el fondo de su corazón odiaba las bicicletas. Con el me enfrasqué en una discusión sin salida. Cual Jack Nicholson en su pelicula esta donde no había salida.

Me acabé bajando del coche y caminando. Ahora quiero una bicicleta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: