Reinvención.


Acabando de leer “Contra la Originalidad“, librito elaborado por Tumbona Ediciones a raíz del ensayo de Jonathan Lethem en Harper’s Magazine hace un par de años.

Este es el preámbulo a una relectura de “En defensa de la intolerancia” de Zizek (reseña), quien es para el abajofirmante el mejor sociólogo contemporáneo. (Aquí un vínculo a un video que explica una de sus varias y variadas tesis).

Este libro promueve la reinvención del Otro en términos Lacanianos, un Otro que no quiere su reconocimiento por contraposición a ideas del mainstream. Un otro que quiere su espacio y su posibilidad tangible de ejercer influencia sobre lo Real. Es un librazo, que me dio un codo espectacular adquirir en la venta nocturna del Fondo de Cultura Económica, más de 1 peso por página ya es too much para este asalariado.

La adición de ambos textos es a su vez el prólogo de un par de ideas que me gustaría compartir con ustedes. En estos últimos días el Delegado en Coyoacán, my boss, ha hecho un llamado de atención a todo su equipo; con evidente tensión y justa convicción recrimina a aquellos funcionarios públicos que se olvidan de lo público y trabajan por intereses particulares o de grupos. No aquellos incapaces o poco capacitados -que también resultan y resaltan en el ámbito de la burocracia- pero aquellos con padrinos políticos, prebendas ilegítimas y ávidos buscadores de lo irregular y cuestionable. A ellos se refería cuando les pidió que pusieran un pie delante y dejaran de pensar en la próxima elección pero en pos de la próxima generación. Él, como cualquier otro político electo, requiere un equipo sumamente comprometido consigo mismo, que sepa el valor de su tránsito por la administración pública, que tenga la sensibilidad de ser ciudadano al tiempo que es tomador de decisiones.

Este fenómeno escaso es lo Otro lacaniano reinterpretado por Zizek. NO es la regla, y no es común. Es también Lethem llamando a la reinterpretación en la economía de regalo, no de mercado. Es el crecimiento social a través de un esfuerzo individual que retoma elementos del pasado y los inserta en el entramado público.

Hasta el punto donde la verdad, la honestidad y el firme compromiso de transformación no tengan cabida únicamente en referencia a un presente mayoritariamente percudido, no estaremos como sociedad y país en posibilidad de crear algo realmente original para nosotros y las generaciones futuras.

Hasta que no sean minoría los que leen y reflexionan sobre el sentido de sus acciones, seguiremos siendo una guardería administrada por los mismos infantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: