Desos francos


Hoy empujé hacia una grúa el vagon empleado en la película Arráncame la Vida.

Hoy fui a casa de un gran amigo.

Hoy recibí una mano abierta y desinteresada de un gran amigo.

Hoy escuche por azar la canción que más me gusta a las 5:20 de la mañana regresando de 24 horas seguidas de trabajo.

Hoy estreche un excelente vínculo afectivo y de amistad con una colaboradora.

Hoy le dije gracias por tu trabajo a cada persona que aportó a la producción de un evento para más de 50,000 personas.

Hoy hablé con mi papá y mi mamá.

Hoy le dí otra oportunidad a 6 personas.

Hoy me reporté a la llamada de aquel que me dió cabida en su hogar cuando me mudé de ciudad.

Hoy me convencí más de que no quiero cambiar al mundo, quiero cambiar mi mundo. Hacer lo propio para que este destello finito de días consecutivos se doten de sentido para otro conjunto infinito de destellos finitos de días consecutivos.

Hoy por cansancio, por vulnerable y acelerado, ratifiqué el amor que le tengo a esta vida. A cada interacción, a cada persona, a cada problema, a cada oportunidad, a cada lágrima, a cada esfuerzo, a cada risa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: