El valor de las cosas


“Entonces con una Fan Page puedes hablar con tus clientes potenciales y así pues vender más”
Un joven empresario hablando por celular en la Glorieta de la Cibeles.

En la fila de quince minutos para pagar el café pude articular las líneas generales de este texto que quiero compartir con ustedes. Es sobre el valor de las cosas y su relevancia para la conformación de un negocio sustentable.

Durante los últimos tres años he sido consultor. El sueño de muchos materializado a mis veintitantos años. La libertad de ser tu propio jefe, perseguir tu sueño, tirar los dados y esperar que con la suficiente persistencia lograrás un estilo de vida, no únicamente un sueldo.

Este proceso ha sido complicado y apasionante.

La parte complicada no ha sido crear un producto ni armar un equipo, la parte complicada ha sido determinar que es aquello que genera valor para las personas. Entender que no importa si la solución que estás proponiendo verdaderamente solventa las necesidades de tu interlocutor.

El café de esta mañana no es más rico, ni más rápido –especialmente no más rápido- que poner la cafetera con un buen grano colombiano; sin embargo, estamos dispuestos a pagar hasta 40 pesos a expensas de nuestros bolsillos. ¿Por qué? Por que creemos que lo vale.

Desde la óptica del mercado que a partir de hoy dejaré en stand-by, ser consultor en comunicación es un buen negocio. Todos tenemos necesidad de comunicar, para vender y convencer, para conseguir al amor de nuestra vida. Y sin duda alguna, a pregunta expresa estaríamos dispuestos a invertir aunque sea un poco con tal de lograrlo; no obstante, cuando llega el coach, la celestina, el congreso de ventas, difícilmente abriremos la cartera. No porque no queramos lograr nuestros objetivos, pero no vemos el valor real de estos servicios, y mucho menos cuando requieren que nosotros hagamos la mayor parte del trabajo.

En el caso de internet y redes sociales el tema es aún más complicado, porque al no existir barreras a la entrada, pareciera que el “experto” es un charlatán que simple y llanamente tiene más tiempo libre para perderlo en Facebook y Twitter. Y muchos de ellos lo son. Es ahí que el mercado guarda sus reservas y espera a que existan los mecanismos para garantizar que quien está ofreciendo el servicio, y al que le habría de dar mi dinero, no me esté tomando el pelo.

En internet, jóvenes como el de la cita al inicio de este texto, están tratando de hacer negocio con las actividades que llevan a cabo en su vida diaria, y no los culpo, pero en mi caso resulta ya evidente que no hay mercado, no hay suficientes personas o empresas dispuestas a pagar por mejorar su presencia en internet con un servicio profesional. No es que no quieran vender más pero prefieren hacer fila en Starbucks.

Anuncios

2 pensamientos en “El valor de las cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: