Estoicismo apasionado. (Adiós 2012)


No está en mí saber si el destino tenía previsto que este autobús tuviera WiFi. En realidad es más complicado que eso; la carretera gris y ausente en la ventana fue la que despertó un sentimiento nostálgico de cierre. Y no podría estar escribiéndoles este texto si no fuera por la perilla rota del asiento del coche, que lo hace inmanejable hasta los albores del próximo año.

Cada año escribo un texto un poco más largo para recordar y saludar. Este será más espeso y breve, pero no por ello dejo de tener en mente las caras de quienes sé que se interesan por mis adjetivas digresiones. Muchas gracias por adelantado y feliz 2013.

Volviendo a la sala de nuestra casa y la pantalla del smartphone, 2012 fue un año que me quedó a deber. Un periodo brillante y hueco, con cambios a medias y medias victorias. No se acabó el mundo, ganó Peña, los fenómenos naturales golpearon las costas norteamericanas y Tim Cook presentó el iPhone 5.

Lectora, lector querido, no se menosprecien aquellos momentos de alegrías y presentes inesperados. Muchos amigos regresaron a mi vida y muchos salieron de ella -temporalmente aventuro. Cada noche tuvimos un alma compañera con la cual combatir las noches de dudas y ansiedad. Las trincheras de afecto siempre abiertas nos cubrieron con reglas no escritas de humanidad y convivencia. En estricto sentido la individualidad de muchos, espero, no se ha visto comprometida más allá del agitado deporte que es vivir.

Siendo así me gustaría que hablemos del invitado que recién llega, el 2013. Que lo nombremos “El año del Estoicismo apasionado y otros recovecos en la práctica de un existencialista en retiro”. Por oficio de ser necesario.

El estoico es comúnmente balizado como un indiferente. Es relatado como el primo gruñón del monje budista y sus preceptos únicamente tangibles por el contraste con su vecino hedonista. El estoico es maltratado como una persona que no logra la felicidad y la plenitud por decisión propia. El estoico se hace el raro.

El apasionado es Steve Jobs y nuestro hipotético compañero de la prepa que se unió a las filas de Médicos Sin Fronteras. El apasionado es virtud en un mundo acumulativo y referente en la sociedad de la información. El apasionado es quien se lleva las juntas y promueve el cambio. El apasionado ya no es raro.

El existencialista es el bisexual de la filosofía, al que asumen como un paso transitorio entre el nihilismo y un regreso veloz a las certezas de la visión judeocristiana. El existencialista escucha música sin reparar en la melodía y se burla de si mismo carente de una visión sobre su papel en el mundo. El existencialista es raro.

El 2013 tiene una misión. Empatarnos con estos tres sistemas de pensamiento. Atributos si se quiere. Es el año que sentará las bases para modular y contener las hondonadas de información, los verdaderos grandes descubrimientos científicos y tecnológicos asomarán la nariz ante la distracción de todos. Nuevas formas de transporte complementarán las formas de comunicación existentes. Nuevos guiones se escribirán ante el desgaste de secuelas, precuelas y segundas interpretaciones.

Este año que entra podría dotarnos de la tranquilidad estoica y la virtud apasionada. Yo particularmente le estaría muy agradecido. (Disculpen los pospretéritos)

El 2013 es nuestro. No como posesión pero como espacio compartido. Es donde tendremos que encontrarle sabor a lo público y el papel activo que se nos demanda. Ese sistema optimizado que promueva más encuentros con quienes más necesitamos y menos tiempo perdido pensando en quien no piensa más que en si mismo. Es nuestro, como la carretera a las 3 de la tarde. Como el camino que hacemos cuando andamos a paso lento por el borde del mar en las vacaciones más tranquilas.

Haciendo leña del árbol caído: adiós 2012, gracias por recordarnos que tenemos que seguir adelante. Gracias por tanto aprendizaje, que de tanto, optaste por colmar tus horas y tus noches.

Anuncios

2 pensamientos en “Estoicismo apasionado. (Adiós 2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: